Día Internacional de la Mujer | Reflexiones | Vida Abundante Iglesia Cristiana

Día de la Mujer (Reflexión Especial)

Queridas hermanas y hermanos, hoy 8 de marzo se conmemora convencionalmente el Día Internacional de la Mujer. Queremos aprovechar esta oportunidad para reconocer el papel de la mujer en la familia, en el matrimonio, en la sociedad y en la iglesia.

Queremos hacerlo a la manera en que lo hizo Dios, ponderando todo lo que ellas son y hacen:

Mujeres Iguales ante Dios | Día Internacional de la Mujer | Vida Abundante Iglesia Cristiana

EN PRIMER LUGAR reconocer la igualdad con que Dios las trata, porque junto con los varones son coherederas de la Gracia de Dios.

“Vosotros, maridos, igualmente, vivid con ellas sabiamente, dando honor a la mujer como a vaso más frágil, y como a coherederas de la gracia de la vida, para que vuestras oraciones no tengan estorbo.” – 1 Pedro 3:7

Mujeres Sabias para Dios | Día Internacional de la Mujer | Vida Abundante Iglesia Cristiana

EN SEGUNDO LUGAR, reconociendo su sabiduría. Dios quiere que las valoremos y aprovechemos que Dios las ha dotado de un don especial para ser sabias, por lo cual, debemos aprender a escucharlas para recibir mayores bendiciones en el matrimonio, en la familia y en la iglesia.

“Entonces dijo Dios a Abraham: No te parezca grave a causa del muchacho y de tu sierva; en todo lo que te dijere Sara, oye su voz, porque en Isaac te será llamada descendencia.” – Génesis 21:12

Mujeres Valientes a Dios | Día Internacional de la Mujer | Vida Abundante Iglesia Cristiana

EN TERCER LUGAR, por su valentía. Sin lugar a dudas, las mujeres son decididas cuando se trata e cumplir la voluntad de Dios, siendo las primeras que manifiestan un vivo deseo de involucrarse en la obra del Señor.

“Y dijo David a Abigail: Bendito sea Jehová Dios de Israel, que te envió para que hoy me encontrases. Y bendito sea tu razonamiento, y bendita tú, que me has estorbado hoy de ir a derramar sangre, y a vengarme por mi propia mano. Porque vive Jehová Dios de Israel que me ha defendido de hacerte mal, que si no te hubieras dado prisa en venir a mi encuentro, de aquí a mañana no le hubiera quedado con vida a Nabal ni un varón.” – 1 Samuel 25:32-34

Mujeres fieles a Dios | Día Internacional de la Mujer | Vida Abundante Iglesia Cristiana

EN CUARTO LUGAR, porque son fieles al Señor. Porque su firmeza es inquebrantable y su fe inconmovible, manifestándose constantemente a través del ejemplo que nos dan en su vida espiritual.

“Y las mujeres que habían venido con él desde Galilea, siguieron también, y vieron el sepulcro, y cómo fue puesto su cuerpo. Y vueltas, prepararon especias aromáticas y ungüentos; y descansaron el día de reposo, conforme al mandamiento.” – Lucas 23:55-56

En fin, podríamos seguir escribiendo de ellas, nuestras madres, esposas, hermanas, hijas, hermanas en la fe, etc., pero no podemos terminar sin reconocer lo virtuosas que son y que Dios lo hizo manifiesto al escribir mediante la pluma del Rey Lemuel una prosa que bien podría parecer poema dedicado a la mujer:

“Mujer virtuosa, ¿quién la hallará? Porque su estima sobrepasa largamente a la de las piedras preciosas. El corazón de su marido está en ella confiado, Y no carecerá de ganancias. Le da ella bien y no mal Todos los días de su vida. Busca lana y lino, Y con voluntad trabaja con sus manos. Es como nave de mercader; Trae su pan de lejos. Se levanta aun de noche Y da comida a su familia Y ración a sus criadas. Considera la heredad, y la compra, Y planta viña del fruto de sus manos. Ciñe de fuerza sus lomos, Y esfuerza sus brazos. Ve que van bien sus negocios; Su lámpara no se apaga de noche. Aplica su mano al huso, Y sus manos a la rueca. Alarga su mano al pobre, Y extiende sus manos al menesteroso. No tiene temor de la nieve por su familia, Porque toda su familia está vestida de ropas dobles. Ella se hace tapices; De lino fino y púrpura es su vestido. Su marido es conocido en las puertas, Cuando se sienta con los ancianos de la tierra. Hace telas, y vende, Y da cintas al mercader. Fuerza y honor son su vestidura; Y se ríe de lo por venir. Abre su boca con sabiduría, Y la ley de clemencia está en su lengua. Considera los caminos de su casa, Y no come el pan de balde. Se levantan sus hijos y la llaman bienaventurada; Y su marido también la alaba: Muchas mujeres hicieron el bien; Mas tú sobrepasas a todas. Engañosa es la gracia, y vana la hermosura; La mujer que teme a Jehová, ésa será alabada. Dadle del fruto de sus manos, Y alábenla en las puertas sus hechos.” – Proverbios 31:10-31

Cuanto pudiéramos decir para nuestras mujeres, pero si verdaderamente las amamos, bastaría para agradar a Dios y a ellas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.