La Sabiduría de Dios | Vida Abundante Iglesia Cristiana

La Sabiduría de Dios

Podríamos decir que el tema principal de Proverbios es la Sabiduría de Dios. Si algo le hace falta al hombre es la Sabiduría de Dios, que Santiago la describe como pura, pacifica, amable, benigna, llena de misericordia y de buenos frutos, sin incertidumbre ni hipocresía:

«Pero la sabiduría que es de lo alto es primeramente pura, después pacífica, amable, benigna, llena de misericordia y de buenos frutos, sin incertidumbre ni hipocresía.» – Santiago 3:17

Pues bien, el Rey Salomón recibió la sabiduría de Dios como un don (1 Reyes 4:25-30), y la plasmó en los Proverbios entre los cuales se encuentra en el Capítulo 1, los propósitos especiales de los Proverbios. Mismo Santiago nos anima a que si nos falta sabiduría la pidamos a Dios, Santiago 1:5, de tal forma que leer este libro y en general toda la Escritura nos ayudará a encontrar esa sabiduría que debiéramos buscar incansablemente para guía de nuestra vida.

El primer propósito que encontramos en los Proverbios es para entender esa sabiduría y doctrina, que no es mero conocimiento sino la capacidad de aplicar ese conocimiento divino pertinentemente a nuestras vidas, teniendo como base la enseñanza de la doctrina bíblica, v.2a.

También dice el v.2, que los Proverbios nos ayudarán a conocer razones de cordura, es decir la sensatez con la que el creyente ha de conducir toda su manera de vivirla; la prudencia es propia de un testimonio cristiano, tanto en la vida personal, nuestro hablar, nuestro proceder en la familia, negocios, Iglesia, ha de ser digna de la sabiduría de Dios.

El v.3 nos recuerda que no solo la prudencia se recibe a través de conocer las razones por un conocimiento directo, sino a veces la ayuda de otras personas que Dios pone delante de nosotros para guiarnos y aconsejarnos, debe ser apreciada para comprender lo que es la justicia, el juicio y la equidad.

El v.4 nos ayuda con la sagacidad, inteligencia y cordura en aquello que se llama simpleza, es decir a la tendencia de no apreciar las cosas importantes, pensando que no son útiles para nuestro andar, o a no madurar, crecer en todo aquello que es en el conocimiento de nuestro señor Jesucristo.

La promesa de los v.5-6 es que si nos ejercitamos en estos proverbios de sabiduría, aumentaremos nuestro conocimiento y apropiarnos de algún consejo nos hará sabios si valoramos todo esto, la Escritura refiere que, Mi pueblo fue destruido, porque le faltó conocimiento…

«Mi pueblo fue destruido, porque le faltó conocimiento. Por cuanto desechaste el conocimiento, yo te echaré del sacerdocio; y porque olvidaste la ley de tu Dios, también yo me olvidaré de tus hijos.» – Oseas 4:6
El final de todo esto es el v.7 de Proverbios:
«El principio de la sabiduría es el temor de Jehová; Los insensatos desprecian la sabiduría y la enseñanza.» – Proverbios 1:7 

Hermano la exhortación es que las Escrituras te pueden hacer sabio para la salvación, es decir tu vida de santidad por la fe en Cristo Jesus, 2 Timoteo 3:15

Sabio no es el que sabe, sino el que entiende la voluntad de Dios para vivir una vida de santificación plena.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.