Jesus sana a Dos Ciegos | El Rechazo del Rey | Vida Abundante Iglesia Cristiana

El rechazo del Rey

El libro de Mateo nos muestra a Jesús como el rey.

Sería suficiente saber que el Mesías tiene el derecho de reinar por la sola circunstancia de su resurrección. Jesús se mostró claramente a los hombres como el Rey, enseñó acerca del Reino, lo reveló, dio a conocer las reglas del reino y a pesar de todo fue rechazado, paradójicamente en la cruz se colocó la leyenda de que era el Rey de los Judíos.

Leer: Mateo 9:27-34

El poder que manifestó públicamente era inobjetable así lo vemos en el pasaje de Mateo 9

Vemos a dos ciegos declarando abiertamente su fe en el poder de que Jesús podría sanarlos, v.27

Ellos no lo podían ver, pero lo seguían y clamaban diciendo ¡ten misericordia de nosotros, hijo de David!

A pesar de su ceguera, ellos pudieron reconocer el linaje de Jesús como descendiente del rey David.

Jesús les pregunta algo que quedaba fuera de toda duda, ¿crees que puedo hacer esto? no dudaron y le contestaron afirmativamente llamándole Señor.

Para esos hombres que no veían físicamente, espiritualmente reconocieron a Jesús como Señor y como Dios.

La respuesta de Jesús fue sanarlos conforme a su fe según se lee en el v.29; dice la escritura que sus ojos fueron abiertos y aunque Jesús les encargo que no divulgaran esto, ellos apenas salieron de la casa hasta donde habían seguido a Jesús, divulgaron la fama del Rey, como aquél que vino a curar al mundo, a quitar el pecado del mundo, a curar a todos los enfermos espiritualmente.

Después también fue traído un mudo endemoniado, el cual fue sanado y pudo hablar; lo que provocó que la gente se maravillara afirmando que nunca se había visto algo semejante en Israel, v.33.

Cuando nosotros vemos lo que Dios hace cada día en nosotros y a nuestro alrededor; cuando vemos las manifestaciones de su poder, no nos quedaría otra cosa mas que reconocerle como Rey y Señor y salir y proclamar su reino, un reino de pecadores salvados, tal y como lo hicieron los dos ciegos. Pero también a veces nos hacemos ciegos y no queremos verlo o reconocerlo como lo hizo la gente que vio el milagro de que el mudo pudo hablar y nos maravillamos, pero no lo reconocemos.

El v.34 refleja no solo la reacción de los fariseos sino la reacción actual del mundo, que como ciegos no alcanzan a ver lo que Dios hace aun con los inconversos como lo muestra la escritura y a veces nada más nos asombramos, pero no le damos la gloria y la honra al Rey y Señor y eso querido hermano, es afrentarlo.

Los fariseos afirmaban que las manifestaciones de poder de Jesús eran por el príncipe de los demonios, lo cual de suyo no tiene sentido, pues si el demonio echara fuera a los demonios, sería como atacarse a sí mismo, lo cual demuestra que más bien es un tema de corazón, de rechazar por rechazar a aquel que merece todo nuestro agradecimiento ¿no crees? Y proclamar su reino, porque es Rey y Señor de todos, v.31.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.